Kaidan web

Web de Cine fantástico de Asia

Death Note: El último nombre (Desu nôto: The last name) 2006

La policía y L siguen en busca de Kira, el que tiene un cuaderno llamado "Death Note", cuaderno que le dió un Dios de la muerte, y que cuando se escribe un nombre en él, esa persona muere. Kira, que es un pseudónimo, usa el cuaderno para librar al mundo de delincuentes y criminales, liberando el mundo de indeseables para que sea un lugar más seguro y feliz para vivir.

Death Note: El último nombre

Tras perder a su novia, Light Yagami (Tatsuya Fujiwara) pide a su padre el jefe de policía (Takeshi Kaga), unirse al equipo de L (Ken'ichi Matsuyama) para trabajar juntos. L parece haberse convencido de que Light Yagami no es Kira, y ambos se hacen amigos. Los crímenes comienzan a sucederse, esta vez por un segundo Kira, que no es sino Misa Amane (Erika Toda) una joven cocinera de televisión que fue salvada de morir a manos de un loco por un Dios de la muerte que la protegía y así le concede una nueva oportunidad de vivir.

En esta ocasión, la joven tiene el poder del ojo del Dios de la muerte que consiste en que puede ver el nombre y el tiempo de vida de cualquier persona oscilando sobre sus cabezas. Por este poder reconoce a Light Yagami como Kira, se enamora de él, y cuando este le presenta a L, ve su nombre. Cuando Light Yagami quiere llamarla para averiguar el nombre de L y así poder matarlo escribiéndolo en el cuaderno, L ya la ha detenido y la interroga para que confiese su culpabilidad, y además que diga si Light Yagami es Kira. Light Yagami debe impedirlo y prepara su estratagema, mientras que L y el equipo de policía con el padre de Light Yagami a la cabeza, intentan aún parar los crímenes que se siguen sucediendo.

Death Note: El último nombre

Continuación de Death Note: La película dirigida también por Shûsuke Kaneko, llega a su momento final la lucha entre los dos antagonistas de la historia, Light Yagami, el chico que estudia leyes pero frustrado porque los delincuentes no tienen su castigo, un día encuentra un cuaderno de tapas negras llamado "Death Note" en el que si se escribe el nombre de alguien, este muere. Junto al cuaderno le aparece un shinigami, un dios de la muerte de la tradición japonesa, que desde entonces le acompañará en su día a día, y que sólo puede ser visto por quien tenga y toque el cuaderno. Como sabe que es el principal sospechoso de los crímenes, idea una estratagema escribiéndola en el cuaderno para parecer inocente y sacrifica a su propia novia (Yû Kashii) para ello. Entonces sólo tiene que ocultar su identidad de forma más absoluta de lo que ha venido haciéndolo hasta ahora y esperar el momento de matar a L.

L no sabe cómo probar sus acusaciones, y parece que los hechos le demuestran lo contrario pero sabe que la victoria entre las dos brillantes mentes será no morir. En esta segunda parte cobra importancia un personaje que en la anterior entrega no era relevante, el de una alocada cocinera juvenil, Misa Amane, interpretado por Erika Toda de forma bastante simpática, que obtiene un nuevo cuaderno que además tiene su propio shinigami. El reparto de esta segunda entrega, junto a las nuevas caras, como la de una periodista de televisión (Nana Katase) resentida por su entorno de trabajo y que ve su oportunidad en ese cuaderno negro, es el mismo de la primera, la película se rodó seguida pero se dividió en dos entregas por su larga duración. Muy sórdida, donde la única solución a los problemas parece ser sólo matar, sin remordimientos ni compasión, la historia se extiende hasta encontrar nuevos personajes, nuevos protagonistas comandados por ese macabro cuaderno de muerte. Es muy buena, con sorpresas y por momentos un enigma medido todo al detalle.

Death Note: El último nombre

El cuaderno se convierte pues en un arma terrible, pero también en una compulsión extrema, una costumbre obsesiva mental y corporal muy dificil de evitar y parar, más que motivado por fríos sentimientos y desdén hacia los demás a la dependencia que de forma inconsciente cae el que lo usa, que lo lleva a un comportamiento semejante a la megalomanía.

En 2008, el director Hideo Nakata hizo un spin-off, L: Change the World, que continuaba estas dos entregas con un acontecimiento paralelo a lo que habíamos visto en ellas, centrado en la figura de L, de nuevo Ken'ichi Matsuyama, que debe parar la expansión de un peligroso virus muy contagioso ayudado por dos niños y un agente del FBI. También muy interesante y en mi opinión muy buena. Para televisión, en 2015 se hizo una mini serie, Death Note, de once episodios dirigida por Ryûichi Inomata. Duración aproximada: 141 minutos.


© 2016 Kaidan - Web de Cine fantástico de Asia - Todos los derechos reservados.